Tailandia 2012

Un viaje misionero que comenzó con normalidad. Fue una gran bendición hacer brigadas médicas y predicación del evangelio,  pero que de manera inesperada,  el grupo de médicos, enfermeras y voluntarios, presenció un accidente automovilístico, lo que los llevó  a auxiliar a las personas  sobre la carretera y hasta el hospital. Sin duda Dios guío cada paso de este viaje.